La importancia del estudio de las sentencias atípicas | Parentessis legal