Los nuevos seres sintientes | Parentessis legal